La productividad de la agricultura moderna es dependiente del uso de agroquímicos para la prevención y el control de las plagas y enfermedades que afectan a los cultivos; sin embargo, es necesario tener siempre presente que los agroquímicos presentan diferentes grados de toxicidad en base a la categoría toxicológica y que su uso inadecuado implicará un posible riesgo para la salud del usuario. El riesgo antes mencionado es a causa de la exposición a agroquímicos sin la protección adecuada y al no ser manejados de forma responsable por el personal que los emplea. Este es un problema que puede presentarse en todas las áreas agrícolas del país, lo que hace necesario contar con centros de atención para los casos de intoxicación por agroquímicos donde se ofrezca, además de información, atención y seguimiento adecuado a los casos de intoxicación que se presenten.En diciembre de 2013 la Unión Mexicana de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos, A. C. (UMFFAAC) firmó un convenio con el Centro de Información Toxicológica del Hospital de la Universidad Autónoma de Nuevo León y con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), mediante el cual se creó el Centro de Atención a inTOXicaciones (ATOX). El centro ATOX brinda a médicos y público en general, información y capacitación impartida por toxicólogos expertos, relacionada con el reconocimiento de los síntomas, aplicación de primeros auxilios y administración de antídotos en casos de intoxicación por agroquímicos. A través del número 01 800 000 2869 (lada sin costo) y desde cualquier parte del país, usted puede hacer uso de este servicio, las 24 horas del día y los 365 días del año.