INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN:

La población mundial hoy en día es de alrededor de 7.3 billones de personas según el World Clock Statistics Counter y la Organización de las Naciones Unidas señala que esta cifra incrementa anualmente en 86 millones, por lo que para el año 2050 el número de habitantes en el planeta estará llegando a los 9.6 billones.

El sistema productivo agrícola actual ha logrado responder a la demanda de productos requerida por la población ahora existente; sin embargo, mientras que la superficie de tierra cultivable a nivel mundial (1.381.000.000 hectáreas) muy difícilmente aumentará, el número de habitantes sobre la faz de la tierra sí mantiene su ritmo acelerado de crecimiento, ante esta panorámica, la gran preocupación de todos los gobiernos es el cómo asegurar una mejor alimentación a las futuras generaciones. Si a lo anterior le sumamos factores como el cambio climático, la erosión del suelo, el agotamiento de recursos hídricos y la existencia de plagas y enfermedades que merman la cantidad y la calidad de la producción agrícola hasta en un 40%, se vuelve indispensable desarrollar técnicas que permitan disminuir el impacto negativo de estos factores en la agricultura.

Para solventar esta situación y lograr una mayor competitividad en el sector agrícola, el uso de fertilizantes y plaguicidas ha sido una de las herramientas de las que el sector agrícola ha echado mano, buscando la manera de aumentar la producción, reduciendo los costos y el impacto al ambiente y la salud humana. En México la superficie cultivable es de aproximadamente 25 millones de hectáreas y la población a alimentar de casi 120 millones de habitantes y a pesar de que la agricultura en nuestro país también se enfrenta a pérdidas por los factores antes mencionados, el uso de agroquímicos ha permitido encarar la problemática, ayudando a producir mayores cantidades de productos agrícolas, principalmente cereales, frutas y hortalizas y trayendo beneficios tanto al productor, con una producción de mayor calidad como a las empresas de alimentos, con mejor materia prima y finalmente al consumidor, con productos agrícolas de buena calidad y a un menor precio. A casi 40 años de su existencia, la Unión Mexicana de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos, A.C. (UMFFAAC) ha sido un fiel promotor del desarrollo de la industria nacional de plaguicidas y fertilizantes, a fin de proveer de agroquímicos de calidad al campo mexicano.

Misión. – Ser una organización que coadyuve con sus socios, en el impulso en la producción de insumos que demanda la agricultura; que represente y defienda sus intereses ante autoridades que regulan los productos para la protección de cultivos y desarrolle actividades encaminadas a la protección de la salud y el ambiente, además de promover la capacitación del personal de las empresas asociadas.

Visión. – Ser una institución sólida que ofrezca servicios de calidad a nuestros socios, que sea referente y digna representante de la industria de los productos para la protección de cultivos de patente libre.

Objetivos-

  • Fomentar la productividad del campo, la seguridad alimentaria y la protección de la salud humana y el ambiente a través del uso responsable de los insumos fitosanitarios, de nutrición de cultivos, de salud pública y de uso industrial y urbano.
  • Contribuir a las buenas prácticas agrícolas y a la inocuidad alimentaria mediante el óptimo uso y manejo responsable de los productos fitosanitarios y de nutrición vegetal.
  • Promover el desarrollo de las empresas socias.
  • Defender sus intereses participando en el desarrollo y modificación de las regulaciones que les aplican, así como promover el cumplimiento total de las mismas.
  • Promover la profesionalización del personal asignado a sus empresas a través de la capacitación.